Juan Pablo Meneses, periodista ‘portátil’


Periodismo Portátil

Fernando García. Tomado de elpais.com

El cronista Juan Pablo Meneses (Santiago de Chile, 1969) descubrió que como “hay tantos cibercafés y son tan baratos”, no necesitaba cargar en sus viajes con un ordenador portátil. Así que decidió montar su oficina en los cibercafés.

“He escrito historias en cibercafés de Vietnam y de Estambul. En los de Barcelona escribí una gran parte de mi primer libro. En Buenos Aires, la ciudad donde vivo, hay casi un cibercafé por cuadra”. La editorial Seix Barral acaba de publicar en Argentina Equipaje de mano, un libro que recoge 10 crónicas de viaje. “Cada una de las crónicas ha sido editada por una persona distinta desde una ciudad distinta. Es el primer libro de periodismo portátil escrito completamente en una oficina portátil y editado a distancia por gente cercana”.

Con su primer premio de periodismo Meneses se compró un Compaq E500, pesado y duro, para los golpes, y una cámara digital Olympus Camedia C3030 de tres megapixeles. “Metí todo en una maleta y tomé un avión para Madrid sin fecha de regreso. La única idea que tenía era que debía cumplir lo que decidí que sería la máxima del periodismo portátil: viajar y sobrevivir contando historias. Estaba seguro que con la tecnología eso se podía lograr. Han pasado cinco años. He publicado dos libros, voy a por el tercero, escribo para una decena de países y todavía no regresé a Chile”.

Ni portátil ni sitio

 El siguiente paso fue prescindir del portátil y de la necesidad de estar en un determinado sitio físico para escribir. “Los ciber tienen la particularidad de que todos, de alguna manera, se parecen y a la vez son diferentes. Entrando en uno ya sabes lo que te espera. Es lo mismo que entrar todos los días a una redacción, con la ventaja que puedes ir cambiando de compañeros de oficina a tu antojo. Si estás en uno que un tipo te fuma en la cara, o una mujer grita mucho, o la música es muy fuerte, te cambias a otro donde sea más agradable entrar en la Red”.

“La llave de entrada a tu oficina portátil es una cuenta de correo electrónico. En mi caso,oficinaportatil@gmail.com. Entrar en tu cuenta, es como entrar en tu escritorio. Cada cosa que escribes, la envías a tu correo. Cada trabajo terminado, te haces un enviar. De esa manera, no importa la hora, el país, ni la ciudad. Entras a un cíber, y ahí aparecen tus trabajos. Siempre digo que me pueden secuestrar, subir a un avión y soltarme en el Congo, y pese a todo, sobrevivir. ¿Cómo? Fácil, voy al primer cíber, entro a mi oficina portátil, escribo la hazaña y la ofrezco a los editores que tengo en línea. Con una sucursal bancaria y un cíber se puede viajar por el mundo y sobrevivir escribiendo. Eso sí, trabajando, metódicamente en la oficina portátil, que no por ser invisible requiere de menos responsabilidad”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevista y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s